LA BODA DE ANA Y MIGUEL EN SALAMANCA

 In Asesora Bodas, Beauty, Bodas en Salamanca, Fotografía, Novia, Wedding Dress, Wedding photography

Estrenamos el 2020 en el blog con la boda de Ana y Miguel, una pareja que desde primera hora hemos estado sincronizados con ellos a la perfección pese a estar a miles de kilómetros de aquí…

Ellos se conocieron en una fiesta que organizó Miguel en su piso en Salamanca, después de coincidir en diferentes fiestas universitarias dieron el primer paso y empezaron a salir. Al terminar Ana sus estudios decidió irse a trabajar a Holanda. A partir de ahí comenzaron los viajes, idas y venidas, volaban casi cada dos semanas para verse en alguna ciudad de Europa o en Dublín, donde Miguel vivió durante unos meses. En fin, que pasaban más tiempo en aeropuertos que en casa…

“Después Miguel volvió a España a trabajar, pero a mí las cosas cada vez me iban mejor en Holanda así que Miguel decidió venirse a vivir conmigo a Maastricht (Holanda). Allí hizo un máster y poco después encontró trabajo en Amsterdam. En esta ciudad, paseando por los canales una noche de verano, tras un festival, me pidió que me casara con él”, nos cuenta Ana.

Ahora viven en Utrecht, super contentos y orgullosos de todos los obstáculos que han superado.

“Nuestra boda fue sin duda una celebración que, junto a nuestra familia y amigos que llegaron de todas partes del mundo, hicieron de ese día uno de los más especiales y memorables de nuestra vida”

La mayoría de sus invitados venían de fuera y querían aprovechar con ellos cada momento; el viernes celebraron un cóctel al aire libre en la terraza del Hotel San Polo con unas vistas privilegiadas de la zona monumental de Salamanca, los invitados quedaron encantados y además la tuna de la Facultad de Derecho les sorprendió, regalo de la madre de Ana.

Llegó el día y ella decidió vestirse rodeada de su familia, el vestido un diseño sencillo de Rosa Clará con el que estaba guapísima.

Las Ivette champagne de Jimmy Choo.

Como joyas especiales llevaba unos pendientes del antiquario Bastilippo de Sevilla

Para el peinado Ana confió en la estilista salmantina Olaya Martín, el tocado era de la firma francesa Mignonne handmade y para el maquillaje fue fiel a Rocío, maquilladora del córner de Bobbi Brown de Salamanca.

El ramo ella quería que fuera de hoja de magnolio y rosa inglesa y Diflosal se lo calcó.

Miguel también estuvo rodeado de su familia en los momentos previos, el chaqué fue confeccionado a medida por la sastrería sevillana Dappers.

La ceremonia se celebró en la Catedral Vieja de Salamanca, solamente el entorno merece la pena.

Las voces las pusieron un grupo de amigos de la pareja que le cantaron totalmente por sorpresa el Hallelujah de Leonard Cohen y el Ave María de Schubert, y un organista que amenizaron cada momento, ¡fue muy emocionante!

Una vez terminada la ceremonia, los invitados se trasladaron a Hacienda Zorita y allí les esperaba la pareja para recibirles…

Había amenaza de lluvia pero finalmente se decidió celebrar el cóctel en el exterior y esta vez nos respetó el cielo.

Para toda la decoración contamos con la floristería Diflosal, siempre le contamos a Pilar y José la idea que tenemos planteada con la pareja ya que queríamos hacer un guiño también a Holanda donde ellos residen y siempre dan en el clavo. La bienvenida queríamos algo que sólo con verlo recordara a Holanda y así fue: una bicicleta con una cesta repleta de tulipanes era todo lo que necesitábamos para evocar la ciudad.

Hubo un córner de cervezas holandesas, belgas y españolas que los invitados lo disfrutaron muchísimo.

Apostamos por la música en directo desde el principio, Berzosax puso su ritmo y el cóctel fue de lo más agradable…

La cena se celebró en la bodega de la Hacienda, combinamos mesas alargadas y redondas y se apostó por las tonalidades verdes sólo con un toque de color; le dimos mucha importancia a la iluminación, unos candelabros daban ese toque romántico y elegante para que disfrutar de una cálida velada.

La entrada triunfal de la pareja a la cena con el temazo “I am so excited” de The Pointer sisters fue un momentazo que auguraba una cena más que divertida….

Momentos de la cena en los que hubo risas y más que otra lagrimilla.

Abrieron el baile con el tema “Take this waltz” de Leonard Cohen y para el baile confiaron en I-zone events, sabían que con ellos la fiesta estaba más que asegurada y así fue, se alargó hasta altas horas y eso siempre es buena señal.

Para endulzar un poquito el baile se apostó por un candy bar con productos holandeses que nos facilitó la pareja.

Todas las fotografías y el vídeo son de La vida en ratitos, son unos profesionales y su trabajo es de admirar…

Ya me despido, siempre lo decimos, pero tenemos mucha suerte con nuestras parejas, y es que Ana y Miguel ya son nuestros amigos y sabemos que siempre será así…

Con especial cariño.

Inmita G.

Recent Posts
Contacto

Ahora mismo no estamos. Pero nos puedes dejar un mensaje y te contestaremos lo antes posible. Gracias.

Not readable? Change text. captcha txt

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies