BODA LOLA Y WILLIAM EN JAÉN

 In Asesora Bodas, Beauty, blog, boda, Dress, Evento, Flowers, Fotografía, Novias 2018, si quiero, wedding blog, Wedding photography, wedding planner

¡Hola mis queridas amigas! En esta historia con tanta magia entre los dos protagonistas (Lola y William) me apetece que la disfrutéis de viva voz de Lola, dejo que os volváis a enamorar de nuevo y creer en esa temible pero irremplazable palabra llamada amor…

Nos conocimos por pura casualidad. Yo debía hacer un máster durante mi Erasmus en Montpellier pero luego por temas administrativos no me dejaron hacer el master con Erasmus y tuve que coger una especialización de último curso de ingeniero agrónomo para poder quedarme en Francia. Estuve a punto de volverme a España pero al final me dije que me serviría de buena base para el año siguiente. William hacía un máster en Lyon y tenía una estancia de 3 meses en Montpellier a partir de febrero. La especialización tenía asignaturas en común con la especialidad que yo escogí al azar para poder quedarme en Francia. Y así nos conocimos. Las bonitas casualidades existen.

Estuvimos solo un mes juntos en Montpellier y a partir de ahí 3 años y medio en la distancia. A pesar de ello salía todo rodado y siempre que podíamos hacíamos por vernos. Aquí más que nunca me di cuenta de «el que quiere, puede«. Nosotros queríamos vernos, y hacíamos por vernos siempre que podíamos. Hasta que decidimos que para poder avanzar en nuestra relación teníamos que estar juntos, para construir juntos. William trabajaba en Bruselas y yo en Jaén. Decidimos que lo mejor para los dos era seguir en Bruselas, así que yo di el paso.

Un año y medio más tarde, William me dio una sorpresa y a finales de noviembre de 2016 me llevó a la isla de la reunión, cerca de Madagascar. Después de muchas playas, muchos descubrimientos, nos aventuramos durante 3 días para subir al punto más alto del océano índico.3070 m de altitud conquistamos tras un día de intensa caminata. William estaba empeñado en llegar antes del amanecer y así lo hicimos. Tras haber dormido dos horas después de una caminata de 7 horas, nos despertamos y seguimos subiendo hasta alcanzar la cima esperando el ansiado momento de ver amanecer allí.

Una vez salido el sol, William me dio otra sorpresa totalmente inesperada pidiéndome si quería seguir con él, el camino de nuestras vidas juntos, y le dije que sí. Y digo lo de inesperada porque después de esa caminata y ese cansancio yo no me podía imaginar para nada su pregunta. Allí en la cima, me dijo que había elegido ese sitio ya que tras la caminata juntos, superando el esfuerzo y los obstáculos para después llegar a la cima y disfrutar del logro, se asemejaba mucho a como él veía la vida, que era junto a la mía.

Ahora os voy a contar un poquito de nuestro día que recordaré como de los más felices de nuestra vida…

En cuanto al vestido, fue difícil elegir sitio donde hacérmelo porque al vivir fuera e ir a Jaén por temas de preparativos tenía poco tiempo, así que tras varias opciones (Madrid, Sevilla y Jaén) opté por hacérmelo con un modista conocido de la familia. Lo diseñé yo, sabía que quería algo muy sencillo y clásico, y no pudo haber salido mejor. El vestido tenía una cola que se podía desmontar y el velo se convertía en capa. Mis hermanas me regalaron el vestido de novia de mis sueños.

Tanto la corona de flores como la corona de porcelana fue de True romance accessories (@true_romance_accessories)

Para los zapatos aposte por unos Clarks (@clarksshoes) rosa palo, tenía muy claro que tenían que ser cómodos y con los que pudiera aguantar todo el día.

Para el ramo de novia elegí Quercus floristería (El Corte Inglés), lo diseñé con mucha ilusión. Llevaba erica-brezo, astilbe, rosa ramificada, rosa blanca, lisianthus blanco, clavel antiguo, pitosporo y verdes africanos.

En cuanto a las piezas especiales, llevé los pendientes de mi abuela de oro con zafiros y la alianza de compromiso con un diamante solitario en el centro rodeado de otros más pequeñitos.

William, por su parte, lució un traje de la marca Grasil, unos gemelos de oro que le regaló su abuela y un reloj de la marca suiza Tissot (@tissot _oficial) (regalado por mi), grabado por detrás con la frase «Siempre es hora de quererte»

El “sí, quiero” nos lo dimos en la Iglesia de San Ildefonso, mezclando los dos idiomas. William hizo sus  intervenciones en español y yo en francés. Y hasta el sacerdote se animó con el evangelio mitad francés y mitad español 🙂

El banquete se dio en los Jardines de Jabalcuz. El catering fue a cargo de grupo La Toja (@grupolatoja), gracias a los cuales, tanto los invitados como nosotros pudimos disfrutar de una exquisita experiencia gastronómica. De la decoración del lugar se encargaron los profesionales del catering con las pautas que les dimos ya que organizar la boda desde 2000 km de distancia no fue tarea fácil. Teníamos claro que la decoración floral tenía que ser sencilla y especial y por eso escogimos centros de cristal con flores silvestres.

La cartelería de los meseros y el seating plan fueron obra de Emilia Armijo (@emiliarmijo)

Para agradecer a nuestros seres queridos que nos acompañaran en un día tan especial para nosotros,  quisimos mostrarles su agradecimiento con unas pequeñas botellas de aceite de Cortijo el Madroño (@cortijomadrono) de Jaén, y dragés, típico de Francia. Una vez pasada la boda enviamos a cada uno una tarjeta postal con nuestra foto como detalle extra de agradecimiento.

Bailamos la canción «Une vals a mille temps» del cantante belga muy conocido Jacques Brel y en mitad de la canción cambiamos a una salsa «Bajo la tormenta» de Sergio George’s Salsa Giants (nos gusta mucho la letra) y posteriormente, todos los invitados se unieron a la gran fiesta hasta que el cuerpo aguantó.

Para el baile mezclamos tanto música francesa como española (era una cuestión que nos preocupaba ya que teníamos presentes a 13 nacionalidades diferentes y queríamos que todo el mundo se divirtiera) y al final todos disfrutaron y mucho.

Definimos nuestra  boda como un “Historia llena de amor, cultura y de felicidad”, ya que se respiraba amor, buen rollo, diversión, alegría y felicidad  por todas partes y eso era lo que queríamos y lo que conseguimos. Tras hablar con todos los invitados en los días de después, todo eran sensaciones y palabras estupendas de nuestro gran día.

Para inmortalizar el día más especial de nuestras vidas, elegimos a los fotógrafos de True Romance (@true_romance_photo) que supieron captar a la perfección los sentimientos que estaban por todos lados y a flor de piel. Además, desde que las recibimos, cada día que podemos las miramos para recordar el día tan entrañable e inolvidable que vivimos.

El tráiler del vídeo de la boda fue un regalo de unos amigos de William M Road Production  y fueron los mismos que nos hicieron el vídeo presentación de nosotros durante el baile. Queríamos algo diferente y el resultado fue increíble.

Fue la mejor idea ya que al venir de países diferentes y no todo el mundo hablaba español o francés, fue la mejor forma de presentarnos sin tener que utilizar un idioma.

Al día siguiente hicimos un brunch en el restaurante «El Quinto Toro» y terminamos con una visita a la plaza de toros que los extranjeros disfrutaron muchísimo.

Después de celebrar ese gran día con nuestra familia y amigos, hace ya cinco meses, hemos tenido algo de tiempo para estar los dos solos.

Gracias a Dios, seguimos con la misma ilusión y amor de aquel día y nos hemos dado cuenta que esos pilares permanecen presentes gracias al trabajo de cada día. Como ya sabes, somos de dos culturas e idiomas diferentes. Puede que al principio se presente como una dificultad u obstáculo pero al final nos damos cuenta que es una riqueza y una oportunidad para dedicarse tiempo y reforzar la comunicación y asegurarse que cada uno comprende al otro en un sentido muy amplio. Estar a la escucha del otro y darse en tiempo es una muestra más de amor, generosidad y dedicación.

Ahora construimos nuestro plan de vida a dos y eso nos permite proyectarnos al infinito.

Espero que este trozo de nuestra experiencia les sirva a futuros novios para este viaje maravilloso.

…así es Lola, una persona sencillamente especial con una delicadeza que engancha… ¡qué suerte William!

Un besote.

Recent Posts
Contacto

Ahora mismo no estamos. Pero nos puedes dejar un mensaje y te contestaremos lo antes posible. Gracias.

Not readable? Change text. captcha txt

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies