LA BODA DE ANA Y DIEGO EN SEVILLA

 In Asesora Bodas, Beauty, Blog, Blog de Bodas, Estilismo, Fotografía, Joyas, Vestidos, Wedding blog, Wedding planner

Cuando vi a Ana en alguna fotografía en redes me transmitió tanta dulzura que me decidí a escribirle para que nos dejaran compartir su día en el blog.

“Diego y yo nos conocimos en una boda, se casaba mi tío con una prima de Diego. La boda fue tan bonita que desde el primer momento pensamos que nos teníamos que casar allí y reunir otra vez a las dos familias”.

Han sido novios durante 6 años y han disfrutado muchísimo de ese tiempo. Pero siempre habían hablado de formar juntos un proyecto de vida en común y una familia.

Cuando empezó la pandemia pensaban que para octubre todo iba a haber acabado, pero no creían que la cosa iba a ser tan seria. Aún así, como para ellos lo más importante era contraer matrimonio y la fiesta era secundario, nunca contemplaron la opción de posponer la boda.

“Fue lo mejor que pudimos hacer. También es verdad que la boda fue justo antes de la segunda ola, y los confinamientos comenzaron cuando estábamos de viaje de novios en Menorca”.

Diego tiene una familia muy numerosa, así que para celebrar la boda de alguna forma con sus primos, como por aforo no podían asistir, organizaron una cena – preboda con todos ellos también en Real Club Pineda.

“Fue el día más bonito de nuestra vida, porque aunque faltó mucha gente a la que echamos de menos, nuestros amigos más íntimos y familia pudieron venir”.

Durante los preparativos Ana llevó una bata estampada de Cherubina.

Para el peinado como sabía que quería algo sencillo confió en su peluquería de siempre y del maquillaje se encargó Julia Hidalgo, “no me he visto más favorecida en mi vida”, me cuenta la novia y es que Julia saca la mejor versión de una misma.

Las horquillas de estrellitas que adornaban el peinado eran de Cherubina. Fueron regalo de sus amigas en la despedida y a Ana le hizo especial ilusión.

Carmen Maza diseñó su vestido, atemporal, sencillo, con movimiento y que reflejaba la personalidad de Ana, que estaba radiante.

“Recordaré siempre cuando aparecieron mis amigas porque fliparon muchísimo cuando me vieron. Yo siempre les decía que mi vestido a mí me encantaba pero que no sabía si a ellas les iba a gustar, porque yo me suelo poner lo que a mí me gusta, sabiendo que puedo parecer demasiado clásica. Y me encantó que les gustase tanto”.

“Disfruté muchísimo de los preparativos en mi casa con mis padres y mis hermanos. Yo normalmente soy super nerviosa y todos flipaban de lo contenta y tranquila que estaba porque disfruté de cada momento”.

Los zapatos de Au Revoir Cinderella.

Como pieza especial llevaba el anillo de pedida de la prestigiosa joyería Jocafra que le regalaron los padres de Diego.

Para el ramo, la tía de Ana (@oloramagnolia) hace centros de flores muy bonitos y le hizo mucha ilusión que lo hiciera ella con las flores que compró en la floristería del barrio.

Diego también estuvo acompañado por su familia y confió en la conocida firma sevillana Nicolás para su chaqué. La corbata era de La Puente, personalmente una de las tiendas de caballero con más gusto de Sevilla. Llevó el reloj que le regalaron los padres de Ana en la pedida.

Se casaron el 17 de Octubre en la Iglesia del Hospital de la Caridad, hizo un día espléndido.

“Me divertí mucho cuando entré a la Iglesia porque mis primos pequeños que iban delante de mí no me dejaban ver a Diego, y me reí muchísimo cuando por fin le pude ver la cara”.

El Grupo de Cámara Santa Cecilia amenizó la ceremonia.

Cártamo se ocupó de la decoración floral de la Iglesia.

Los niños iban de Rocío Fernández Cotta. La madre de Ana les compraba la ropa para los tres hermanos desde que eran pequeños.

La salida…

A continuación los invitados se trasladaron al Real Club Pineda, en Sevilla, donde su propio catering destacó como siempre por su experiencia y profesionalidad.

La Galería Jesús Fuertes decoró cada rincón con ese gusto tan especial.

De la papelería de la boda se encargó Marta Espina de Watercoolor.art, tiene un talento especial.

Como no se podían levantar de las mesas y debían tener especial cuidado con el baile, al final tuvieron que cancelar el grupo de flamenquito. Pensaron que sería una buena idea que unos mariachis fueran por las mesas ambientando a la gente. “Además a la madre de Diego le encantan los mariachis y fue una gran sorpresa”, me cuenta Ana.

Los mariachis les cantaron “Si nos dejan” y fue uno de los momentos para recordar.

Los invitados pudieron disfrutar de la música del dj Juan Rojas de Staffsound.

El trabajo fotográfico es de Mónica Ortega Domínguez y el vídeo de Víctor López.

Gracias de corazón Ana y Diego por ser tan agradables y a seguir disfrutando de todo lo bueno que os queda por vivir…

Con todo el cariño.

Inmita G.

Recent Posts
Contacto

Ahora mismo no estamos. Pero nos puedes dejar un mensaje y te contestaremos lo antes posible. Gracias.

Not readable? Change text. captcha txt

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies